TIPOS DE EXPLOTACIONES MINERAS

En muchas ocasiones, merece la pena pararse a analizar los conceptos más básicos con los que nos movemos en nuestro día a día, te da una visión de la puesta en marcha de cada proyecto, del punto de partida, y te recuerda el origen de los conocimientos más complejos, lo que da una visión global mucho más amplia y la capacidad de utilizar las herramientas adecuadas al alcance del mismo.

Concepto de explotación minera o mina

La RAE tiene hasta 11 acepciones de la definición de mina. Vamos a resaltar algunos ejemplos simples que se adaptan al significado usado en el sector:

“criadero de minerales de útil explotación”, “excavación que se hace para extraer un mineral”, “nacimiento u origen de las fuentes”…

Otra más compleja y completa es la que nos ofrece el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo sobre Seguridad y Salud en las Minas, señalando que son «los emplazamientos subterráneos o de superficie, en los que se lleven a cabo, en particular, las actividades siguientes: la explotación de minerales, excluidos el gas y el petróleo, que implique la alteración del suelo por medios mecánicos; la extracción de minerales, excluidos el gas y el petróleo; la preparación, incluidas la trituración, la molturación, la concentración o el lavado, del material extraído y, todas las máquinas, equipos, accesorios, instalaciones, edificios y estructuras de ingeniería civil utilizados en el proceso»

Quizás este significado se pueda acercar más a lo que nos referimos en el mundo profesional a la definición de una mina o explotación minera.

Tipos de minas

Se clasifican atendiendo a varios aspectos, como puede ser:

1. Según el lugar donde se encuentra el mineral, diferenciando la minería exterior frente a la interior:

  • Actividad extractiva de exterior: Los trabajos de laboreo y transporte son efectuados en superficie, durante el proceso de laboreo existen taludes (inclinación de un frente que permite su equilibrio), se soportan condiciones de trabajo a la intemperie, con frío y calor, lluvia, nieve, polvo en épocas estivales, el sistema de extracción tiene un menor coste que permite la explotación de recursos que de otro modo no serían rentables y la afección al paisaje durante la explotación es muy importante.
  • Actividad extractiva de interior: Los trabajos de laboreo y transporte son efectuados en interior, durante el proceso de laboreo hay un techo que sostener, el sistema de extracción tiene un mayor coste y no existe afección al paisaje.

2. A los efectos de la Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas, se clasifican en secciones:

  • Sección A): pertenecen a la misma los de escaso valor económico y comercialización geográficamente restringida, así como aquellos cuyo aprovechamiento único sea el de obtener fragmentos de tamaño y forma apropiados para su utilización directa en obras de infraestructura, construcción y otros usos que no exigen más operaciones que las de arranque, quebrantado y calibrado.
  • Sección B): incluye, las aguas minerales, las termales, las estructuras subterráneas y los yacimientos.
  • Sección C): comprende esta sección cuantos yacimientos minerales y recursos geológicos no estén incluidos en las anteriores y sean objeto de aprovechamiento.
  • Sección D): los carbones, los minerales radiactivos, los recursos geotérmicos, las rocas bituminosas y cualesquiera otros yacimientos minerales o recursos geológicos de interés energético que el Gobierno acuerde incluir en esta sección, a propuesta del Ministro de Industria y Energía, previo informe del Instituto Geológico y Minero de España.

3. Según el tipo de sustancia que se explota:

  • Minería de áridos: la principal materia prima son materiales rocosos naturales que se extraen del suelo consolidado sin más transformación que un tratamiento primario, y en ocasiones, secundario. Su explotación se suele hacer en canteras o graveras a cielo abierto
  • Minería metálica: los metales son el objeto de explotación de este tipo de minas. Además del tratamiento primario y secundario del mineral, suelen requerir un tratamiento terciario para su extracción completa. La complejidad del procedimiento exige una mayor inversión económica que suele generar mayores beneficios, esto, permite explotar el mineral aunque se encuentre en lugares menos accesibles.
  • Salinas: el principal mineral a explotar son rocas compuestas por sales. Estas sales pueden estar presentes en el material debido a su génesis primitiva o bien, puede surgir de la evaporación del agua salada. Existen minas de sal tanto subterráneas como a cielo abierto.

 

¿Quieres formarte en el sector Minería?

Consulta nuestro catálogo formativo aquí.