EL PLAZO DE SEGURIDAD EN EL USO DE BIOCIDAS

El uso de biocidas para el control de plagas está ampliamente regulado en España. Esto, acompañado del esfuerzo que se está realizando para conseguir una mejor formación de los trabajadores de las empresas de servicios de control de plagas y herramientas como la Norma UNE 171210:2008 o la recientemente publicada 16636:2015 están consiguiendo que el empleo de biocidas esté cada vez más racionalizado y sea más seguro.
Sim embargo, nos falta una labor pedagógica con los clientes en cuanto al establecimiento y cumplimiento de los plazos de seguridad. Desgraciadamente estamos demasiado acostumbrados a situaciones en las que, tras finalizar un tratamiento, el cliente firma el certificado en el que se le indica un plazo de seguridad que en bastantes ocasiones no se cumple.

En casos típicos para control de la chinche o bien una plaga masiva de cucaracha, donde se hace necesario la aplicación de biocidas por pulverización hemos de tener muy en cuenta los plazos de seguridad de los productos empleados. Éste puede variar de doce a 24 horas e implica que durante este tiempo no se puede entrar en el recinto y, una vez transcurrido, se debe airear durante unas dos horas.

Saltarse estas indicaciones puede acarrear problemas importantes, provocando incluso cuadros de intoxicaciones agudas en los trabajadores y usuarios que accedan a las zonas tratadas antes de tiempo.

Por ello, es imprescindible la comunicación y la información a todo el personal que pueda verse afectado al menos con una semana de antelación a todo el personal que realice actividades en el centro tratado para conseguir que se respeten de manera tajante los plazos de seguridad y las precauciones básicas que se deben considerar.

21/07/2020

0 responses on "EL PLAZO DE SEGURIDAD EN EL USO DE BIOCIDAS"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.