DIDASCALIA EG

¿INVERNAR LA PISCINA?

Ya terminó la temporada de piscinas y nos encontramos ante la decisión de vaciar o mantener el agua durante todo el otoño-invierno.

Para no tener que tirar el agua de la piscina contamos con la opción del invernaje que consiste en acondicionar las instalaciones, normalmente aplicando algún producto químico al agua de la piscina. El objetivo es conservar las propiedades del agua de nuestra piscina reduciendo además los costes de mantenimiento y puesta en marcha para la siguiente temperada.

Por si queda alguna duda, los fabricantes de piscinas suelen recomendar dejar llenas las piscinas, con esto el agua contrarresta la presión del terreno sobre las paredes del vaso impidiendo lo que suele denominarse como “flotabilidad”, especialmente en primavera cuando se eleva la capa freática. Evitaremos además que la piscina pueda sufrir daños estructurales con la aparición de grietas en sus paredes. Por otra parte, una piscina llena está más protegida frente a las inclemencias y en caso de caídas de objetos extraños sufrirá menos daños.

Personalmente lo tengo bastante claro y siempre invernaría la piscina. Los motivos son variados, no olvidemos que el agua es un bien escaso y además se une a que en estos momentos estamos viviendo un periodo de sequía.

Pero además de no desaprovechar el agua, el invernaje tiene una serie de ventajas de las que nos podemos beneficiar:

  • Se mantiene el agua en condiciones óptimas reduciendo los costes de mantenimiento y puesta en marcha.
  • Reutilizamos el agua, aprovechando en algunos casos la totalidad del agua del vaso de una temporada a otra.
  • Es un proceso fácil y económico.
  • Evitaremos la presencia de insectos en el agua del vaso.
  • Nuestra piscina presentará un estado impecable durante todo el año.
  • Al poder visualizar el fondo de la piscina durante todo el año, la convierte en una instalación más segura.

A continuación, os indico una serie de pasos a seguir para realizar el invernaje de la piscina:

  • Se debe iniciar el proceso de invernaje comprobando que la temperatura de la piscina es inferior a 15ºC.
  • Retiraremos una pequeña cantidad de agua para que las lluvias no desborden la piscina, pero comprobando que no esté por debajo del nivel del skimmer o boquillas de aspiración.
  • Limpiaremos el fondo de la piscina.
  • Ajustaremos el pH entre 7,2 y 7,6
  • Se debe realizar ahora una cloración de choque con la bomba en funcionamiento. Con esto realizaremos una desinfección en la que eliminaremos los posibles microorganismos presentes. Al final volvemos a ajustar de nuevo el pH.
  • Ponemos en marcha el filtro de la piscina y añadiremos algún producto invernador de los muchos que tenemos disponibles en el mercado. Elijamos el que más se adecue a nuestras necesidades.
  • Según la zona geográfica donde nos encontremos, podemos añadir algún neumático o algún flotador. Con esto evitaremos que la superficie del agua se congele.
  • Pondremos en marcha el filtro dos o tres horas cada dos o tres semanas y retiraremos los objetos flotantes y pasaremos el limpiafondos.

Con estas simples acciones garantizamos que el agua de nuestra piscina se mantendrá en perfectas condiciones de cara a la nueva temporada.

10/11/2017

0 responses on "¿INVERNAR LA PISCINA?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *